miércoles, 23 de mayo de 2018

Recordatorio: Entrega de Premios del V Concurso de Relatos Hiperbreves ma non troppo "La Siguiente la Pago Yo"

Queridos amigos,

os recordamos que la Entrega de Premios del V Concurso de Relatos Hiperbreves ma non troppo "La Siguiente la Pago Yo" tendrá lugar este viernes, 25 de mayo, a las 22:30, en la Cafetería del Ateneo de Madrid, en la calle Santa Catalina, 10.

Durante el acto, además de entregar los premios, se leerán los relatos ganadores.

Como siempre, todos los asistentes serán invitados a una cerveza, vino o refresco.

Será un placer contar con vuestra presencia.

domingo, 20 de mayo de 2018

VALLE DE RONCAL 5/7

      De nuevo en el parkin cogemos el coche para acercarnos a Ustárroz, otro precioso pueblo rodeado de montañas cubiertas de extensos bosques de pino y roble. Sus calles empedradas y sus casas blancas con sillería gris en esquinas, ventanas, puertas de arco de medio punto y planta baja, hacen del conjunto un maravilloso ejemplo de lo bella que puede llegar a ser la arquitectura rural.

     Una bonita senda que discurre entre vegetación frondosa nos lleva hasta la ermita de la Virgen del Patrocinio, situada sobre el pueblo, ofreciéndonos preciosas vistas del mismo y de su entorno.

      Destacar también la arreglada piscina natural que hay sobre el río Ustárroz a su entrada al pueblo.

      Volvemos de nuevo hasta Isaba para coger la carretera que sigue el curso del río Belagua. Nos introducimos en una zona estrecha y enseguida nos encontramos con dos bonitos puentes medievales, poco antes de salir al amplísimo valle de Belagua. Una vez en éste, paramos en el espacio natural conocido como Mata de Agua, un pequeño pero bien conservado bosque de hayas por el que podemos dar varios paseos señalizados adaptados también para invidentes.

      A partir de aquí la carretera se introduce en alta montaña y empieza a empinarse, convirtiéndose en un sinfín de curvas a cuyo paso nos iremos encontrando parajes y panorámicas de gran belleza. Enseguida llegaremos a la Venta de Juan Pito, bonito y típico restaurante de montaña especializado en comida pirenaica, donde comer unas migas de pastor se antoja imprescindible. Desde aquí, con la altura que ya hemos ganado, la vista del valle de Belagua es impresionante, casi a vista de pájaro, con sus zonas de pasto en el fondo, los inmensos pinares que cubren las laderas de las montañas, y las cumbres coronadas de espectaculares formas pétreas.

      Seguimos por la carretera, que va discurriendo por entre altísimas montañas, collados y valles, donde el verde lo cubre todo, hasta que llegamos a unos grandes aparcamientos donde se encuentra el Centro de Esquí Nórdico Larra-Belagua, unas pistas de esquí de fondo. Si al visitarlas no hubiera nieve y por lo tanto no estuvieran en uso, podemos utilizarlas para dar agradables y cómodos paseos de montaña andando por la hierba que las cubre.

      A partir de aquí entramos en la Reserva de Larra, un parque natural donde la piedra y el pino se mezclan formando un curioso y hermoso paraje, adornado de fondo por impresionantes picos rocosos que superan los 3.000 mts. de altitud.

      Poco después llegamos a la frontera entre España y Francia, donde un mojón de piedra nos marca la linde entre los dos países. Justo al lado está la Piedra de San Martín, donde cada mes de julio se reúnen miles de habitantes de los dos valles que allí confluyen, para renovar una costumbre ancestral por la que los alcaldes del lado francés rinden tributo a los del lado español, dándoles unas reses a cambio de permitir que sus rebaños accedan a los pastos navarros.

      Desde aquí podemos hacer una ruta de senderismo consistente en subir al cercano Pico Arlas, de 2.044 mts. de altitud, que no es larga ni complicada teniendo en cuenta que la Piedra de San Martín está en un collado a casi 1.800 mts.



Puente medieval en el Valle de Belagua



Panorámica pirenáica

SALUDOS

EL RURAL

... / ...



jueves, 17 de mayo de 2018

25 de mayo: entrega de Premios del V Concurso de Relatos Hiperbreves ma non troppo "La Siguiente la Pago Yo"


Tal y como ya anunciamos, el próximo viernes 25 de mayo de 2018 tendrá lugar la entrega de premios del V Concurso de Relatos Hiperbreves ma non troppo “La Siguiente la Pago Yo”.
El acto se realizará a las 22:30 en la Cafetería del Ateneo de Madrid, en la calle Santa Catalina, 10. Un lugar repleto de historia y cultura para albergar un acto literario y lúdico. Como es costumbre, todos los asistentes serán invitados a una cerveza, vino o refresco, y allí podremos charlar y disfrutar.
Durante la velada se leerán los relatos ganadores.
Esperamos contar con vuestra asistencia. Y por favor, haced extensiva la invitación a quien deseéis, todo el mundo es bienvenido.

¡Nos vemos el 25!



domingo, 13 de mayo de 2018

VALLE DE RONCAL 4/7

      La siguiente parada es Isaba, la localidad más poblada y turística del valle. Se trata de otro pueblo, como todos los de la zona, de gran belleza tanto por su arquitectura como por su entorno natural. La piedra vista rebosa en todas sus construcciones, también en el gran edificio del ayuntamiento, que comparte plaza con el frontón, y en la fortificada torre de la iglesia, con su matacán y sus pequeñas escaraguaitas.

      El pueblo es punto de partida de muchas rutas de senderismo y también de variadas excursiones en coche por la comarca, por lo que abundan los hostales y posadas rurales en los que se alojan gran afluencia de personas amantes del turismo de montaña.

      Vamos a destacar dos hermosos y sencillos paseos por los alrededores del pueblo. Uno consiste en subir a la ermita de Nuestra Señora de Idoia por una senda señalizada que parte junto al río Esca, y que asciende por entre abundante vegetación hasta llegar al bello y tranquilo paraje donde está la patrona del pueblo en un templo al que se accede por una puerta con un curioso triple arco apuntado.

    El otro es un poco más largo, partiendo también junto al río, que nos lleva por una cómoda pista forestal hasta la cascada de Belabarce, de solo unos pocos metros de altura pero de una belleza increíble, cayendo el agua en varias canales por una roca llena de musgo. Merece la pena la caminata, de 8 kmts. ida y vuelta, muy fáciles y en un entorno de pinar y roca muy bonito, yendo todo el tiempo junto al arroyo Belabarce. A la vuelta, poco antes de llegar al pueblo, podemos coger una senda alternativa que, pasando por la pequeña ermita de la Virgen de Belén, nos deja en otra zona del casco urbano distinta de la que partimos al principio.

      Podemos concluir en Isaba cogiendo la sendita que sale de la parte más alta del pueblo y sube hasta la cima de un cerro en el que hubo un castillo del que apenas quedan los cimientos, pero que nos ofrece unas espectaculares vistas de la localidad y su entorno de montaña.

     Hay que decir que a las afueras de Isaba en su parte norte confluyen los ríos Belagua y Ustárroz, conformando el Esca y el valle de Roncal.

    Vamos a seguir por la carretera que va hacia el pueblo de Ustárroz, siguiendo el curso del río del mismo nombre, y a mitad de camino entre aquél e Isaba veremos un parkin que es la entrada a la Foz de Minchate. Al echarnos a andar por el camino nos introducimos en un estrecho cañón de roca grisácea, de apenas unos pocos centenares de metros de longitud, por el que discurre el arroyo entre pequeñas cascadas y sifones, tras el cual se abre un hermoso valle por el que podemos seguir caminando hasta que creamos oportuno. A la vuelta, al atravesar de nuevo la foz, disfrutaremos de este paraje desde una perspectiva distinta a como lo vimos cuando fuimos en el otro sentido. La estrechez del cañón solo deja espacio para el camino y el arroyo, no da para más.




Ermita de Ntra. Sra. de Idoia


Torre de la Iglesia de Isaba

SALUDOS

EL RURAL

... / ...


domingo, 6 de mayo de 2018

VALLE DE RONCAL 3/7

      Siguiendo la carretera llegamos a Salvatierra de Esca, pueblo aragonés que sirve de puerta de entrada al Valle de Roncal. Nada más entrar de nuevo en tierras navarras, la Foz de Burgui nos da la bienvenida con unos espectaculares cortados rocosos, tras los cuales llegamos al pueblo de Burgui, que nos recibe con un bonito puente medieval con varios arcos de medio punto y contrafuertes que salva el río Esca, el cual ya nos acompañará en todo nuestro camino por el resto del valle. Junto al puente hay una zona de baño muy concurrida en verano, y en la otra orilla una "almadía", especie de embarcación para trasladar la madera por el río, construida con los propios troncos, labor que hacían los "almadieros", oficio que ya quedó extinguido, pero que se sigue recordando con una exhibición que se hace en primavera.

      Adentrándonos en el casco urbano, nos encontramos una arquitectura rústica muy señorial, compuesta principalmente por casas blancas encaladas con sillería en planta baja, ventanas y esquinas, y buenas balconadas de madera. Abundan también otras casas de piedra menos trabajada, pero no menos bonitas, formando todas ellas un precioso conjunto rural.

    Continuamos ahora hasta el pueblo de Roncal, que da nombre al valle. A su entrada, nada más cruzar el río, nos topamos con el bello ayuntamiento, con soportal de arcos de medio punto en planta baja, amplia balconada de madera cubierta de teja en la primera, y bonito blasón policromado y torre-reloj en el cuerpo superior. 

     Recorriendo las calles veremos buenos ejemplos de arquitectura roncaleña, extendida por todos los pueblos del valle, como la que vimos anteriormente en Burgui. La "casa modelo" típica se compone de piedra de sillarejo en planta baja y primera, con entrada de arco de medio punto, y alargada balconada de madera en planta alta, cubierta con voladizo para proteger de las frecuentes lluvias, si bien es verdad que hay muchas variantes, pero siempre manteniendo la piedra como denominador común. Es frecuente que cada casa tenga su pequeño terreno particular, el cual se suele emplear como huerto.

     En la parte alta de Roncal está la iglesia fortificada, cuyo porche de entrada nos sirve de mirador sobre todo el pueblo y el sur del valle.

      Junto a un pequeño arroyo está el lavadero, muy bien arreglado, con buena cubierta de madera y excelente pilón con fregadero.

     También podemos visitar en Roncal la casa-museo de Julián Gayarre, famoso tenor del siglo XIX, hijo del pueblo, enterrado en su cementerio en un hermoso mausoleo. Se encuentra el camposanto a 800 metros del casco urbano por una estrecha carretera, sin apenas tráfico, que podemos hacer andando en un bonito paseo rodeado de abundante y variada vegetación, o bien en coche se así se desea.

     Seguimos la carretera hacia el norte para llegar a Urzainqui, otro bonito pueblo todo de piedra junto al río Esca, por cuya arreglada orilla da gusto pasear. En su margen derecha hay una iglesia con una espadaña que, curiosamente, no se encuentra en su cabecera sino en un lateral.



Burgui



Lavadero de Roncal



Iglesia de Roncal



Iglesia de Urzainqui

SALUDOS

EL RURAL

... / ...


Relatamente cortos


Nuestro amigo Antonio Ortuño Casas ha publicado recientemente su segundo libro de una serie, Relatamente Cortos.

Os los recomendamos, y os ponemos aquí sus enlaces.

Gracias, Antonio, y enhorabuena.

aortunoc.wixsite.com/antusas

editorialcirculorojo.com/autores/antonio-ortuno-casas/

domingo, 29 de abril de 2018

VALLE DE RONCAL 2/7

      Pasamos ahora junto a la presa del embalse de Yesa, que retiene las aguas del río Aragón formando un pantano de grandísimas dimensiones, y llegamos al Monasterio de San Salvador de Leyre, ubicado en las faldas de la sierra del mismo nombre en un bonito entorno natural.

      Destacan en el interior la magnífica cripta y su iglesia, donde están enterrados los primeros reyes de Navarra, con su portada románica y una cabecera de triple ábside del mismo estilo, y la alta torre con unas curiosas ventanas de triple arquillo.

      Desde el monasterio nos acercamos al pueblo de Lumbier donde, siguiendo las indicaciones, enseguida llegaremos por una estrecha carretera hasta el inicio de la Foz de Lumbier. Dejamos el coche en el parkin y nos echamos a andar por una antigua vía férrea convertida hoy en vía verde para caminantes y ciclistas, que se adentra por una espectacular hoz (o foz, como dicen por allí) atravesada por el río Irati y conformada por altísimos paredones rocosos.

      El camino es totalmente llano, y llega hasta el final de la hoz, con un recorrido de poco más de un kilómetro más la vuelta por el mismo sitio, resultando, por tanto, un paseo muy cómodo y asequible. Conviene llevar linterna, ya que parte del camino discurre por túneles sin iluminación más o menos largos por los que antiguamente transitaba el tren, obra que fue necesaria dada la acentuada estrechez del cañón en algunos tramos.

    Desde Lumbier cogemos carretera de nuevo hasta las inmediaciones del diminuto pueblo de Iso, donde veremos la desviación que en poco nos deja en el espectacular mirador de la Foz de Arbayún, colgado sobre un impresionante cortado sobre el río Salazar, que forma por aquí un precioso, estrecho y altísimo cañón.

      El propio mirador está provisto de carteles explicativos sobre la fauna, flora y geología de la foz, y en el suelo del mismo hay dibujos sobre las distintas aves rapaces que allí habitan.




Monasterio de Leyre



Foz de Lumbier



Foz de Arbayún


SALUDOS

EL RURAL

... / ...


Licencia Creative Commons
La siguiente la pago yo por Rick, Diógenes de Sinope y Albert se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.